jueves, 1 de octubre de 2015

Continuación del Estudio: "Como dejar el pasado atrás"


Hola mis amadas hermanas y amigas, hace unos días estuve escribiendo sobre “Dejando el pasado atrás”, sé que este tema ha sido muy importante y de ayuda para muchas de ustedes así como lo ha sido para mí. Han sido muchas las luchas y los obstáculos que han hecho muy difícil el concluirlo, y por la Misericordia de nuestro Dios, voy a poder retomar este tema tan importante y así concluirlo, y sé que al terminar Dios hará grandes cosas en nuestras vidas y veremos juntas muchas victorias en el Poderoso nombre de Jesús.


“No os acordéis de las cosas pasadas, ni traigáis a memoria las cosas antiguas.” Isaías 43:18


Ya basta de recordar lo pasado, no puedes hacer nada por todo lo que quedo atrás, solo puedes centrar tu vida en lo presente y hacer todo mejor.
Estuvimos estudiando algunos puntos que nos impiden dejar el pasado por completo ATRÁS. En este artículo de hoy, vamos hacer un repaso rápido sobre esos puntos, para así poder continuar con el estudio y concluirlo de una forma más provechosa.

El primer punto que repasaremos es:

El orgullo; Pero y ¿qué entendemos por orgullo o altivez? Pues muy sencillamente falta de humildad. Aunque nosotras las mujeres al ser más complejas que los varones puede ser que disfracemos muchas inseguridades, y temores con orgullo. 


Tras el orgullo, viene la ruina; tras la humildad, los honores." Proverbios 18:12


Y es que al ser orgullosas solo veremos ruina, ruina en relaciones, ruina en el trabajo, ruina en la familia, con los hijos, los hermanos, los padres, los vecinos. Triste pero cierto. Una persona orgullosa tiene tan duro su corazón, que aunque sea cristiana y nacida de nuevo, en Cristo Jesús, el Espíritu Santo no puede ni podrá trabajar con su vida.

El segundo punto es:

La culpa; La culpa es la debilidad más común, pues la mayoría de nosotros las sufrimos en mayor o menor grado. No he encontrado una persona, que no haya experimentado la culpa o la experimente en un mayor o menor grado. La culpa es una emoción alimentada siempre por el recuerdo (una imagen) de una acción, o pensamiento que esta fuera de la voluntad de Dios  y que resulta en daño para otro y para sí misma.

La culpa trae graves consecuencia que impiden el crecimiento espiritual. 
Solo hay una forma de que la culpa sea buena en nuestra vida, y esta es, cuando es permitida por Dios para llegar a un arrepentimiento profundo, delante de Él, para así pedir perdón y misericordia por acciones o decisiones que hicimos en el pasado, es más, muchas veces el Espíritu Santo trae a nuestra mente recuerdos, que ya no nos acordábamos para así poder pedir perdón ante Dios, y así ser libres

Consecuencias de la Culpa 

1.- La culpa te roba el sentimiento de gratitud al perdón y a la gracia de Dios.
2.-  La culpa ata al pasado haciendo perder las bendiciones del presente.
3. La culpa hace que veamos los errores más grandes de lo que en realidad son.
4. La culpa no le permite decidir eficazmente.
5. La culpa no te permite aprender de los errores.
6. La culpa hace que aprenda a disculparme con excusas.
7. La culpa hace que lastimes a otros haciéndoles sentirse culpables manipularlos o hiriéndolos.
8. La culpa produce rebeldía.
9. La peor de las consecuencias de la Culpa es que nos hace sordas a la voz del Espíritu Santo y sensibles a la voz de Satanás.

El tercer punto es:

El temor y la preocupación; los traumas o vivencias de nuestro pasado, han sido tan grandes y nos marcaron tanto que no nos dimos cuenta que nos hicieron temerosas y muy preocupadas de casi cualquier cosa; actualmente no comienzas nada nuevo en tu vida, por miedo y preocupación, y esto por esos traumas que marcaron tu vida; inclusive puede que hasta has llegado a no tener sueños ni anhelos. Esto puede ser tan fuerte, que hasta hayas tomado la decisión de quedarte sola y estancada, por miedo de comenzar una nueva relación, un nuevo trabajo, una nueva carrera; porque te adelantas a pensar que no te va a ir bien en el futuro.
Para poder vencer el temor y la preocupación en nuestra vida es necesario poder saber y creer que en Cristo lo podemos lograr pues esto es lo que me dice la Biblia:


“El Espíritu de Verdad habita en mí y me enseña todas las cosas, y me guía a toda verdad. Por lo tanto yo confieso que tengo perfecto entendimiento de cada situación y circunstancia que enfrento, porque tengo la sabiduría de Dios.” Juan 16:13; Santiago 1:5


TAREA PARA ESTE DÍA…

Si por alguna razón no habías leído cada tema anteriormente, te invito a leerlos.


El día de mañana, estaremos estudiando “La duda”, la cual también nos impide muchas veces, dejar el pasado atrás.

Amigas y hermanas estamos muy prontas a terminar, les animo a continuar con el estudio. Y así continuaremos viendo muchas victorias en nuestras vidas. Adelante en Cristo…

Les pido amadas hermanas y amigas que me escriban sus comentarios,  aquí en el blog o en la página del Facebook.

Me gustaría mucho saber sus experiencias con el estudio.

Las amo en el amor de Cristo.

Las bendigo.

Ligia Esquivel.

















No hay comentarios.:

Publicar un comentario